11 Oct
11Oct

Háganlo todo sin quejas ni contiendas, para que sean intachables y puros, hijos de Dios sin culpa en medio de una generación torcida y depravada. En ella ustedes brillan como estrellas en el firmamento
Filipenses 2:14-15
 

¿Has notado lo fácil que se nos hace murmurar? 

Exigimos y reclamamos por todos lados: al gobierno, al clima, al tránsito, al trabajo, al jefe, a nuestros padres, a nuestros hijos, al colega, al vecino, a la iglesia, a los encargados de atención al cliente, a la comida y hasta a nosotros mismos. 

En la Biblia vemos el ejemplo del pueblo de Israel que se comportó de esta forma cuando fue liberado de la esclavitud en Egipto, algo que no agradó a Dios. Infelizmente, ese es un hábito pésimo muy común que debería ser erradicado de la vida de todos los hijos de Dios.

El devocional de hoy nos animan a tener una postura diferente. En todas nuestras acciones, pensamientos y sentimientos, debemos intentar responder sin quejas ni contiendas. Necesitamos ser puros, estar vigilantes y ser agradecidos al Señor por todas las cosas. 

Solo así, a través del fruto de su Espíritu en nosotros, podremos brillar como estrellas en este mundo.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.