31 Jul
31Jul

18 no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas. 

2 Corintios 4:18

En esta palabra el apóstol Pablo estaba explicando y aclarando con palabras muy impactantes que todo lo que nuestros ojos están viendo es temporal, pero las que no vemos son eternas.

¿Entonces que es lo que nuestros ojos ven y no ven?

La verdad que día a día nuestros ojos nos llevan a ver el fracaso, los problemas, la enfermedad, la crisis, la angustia, la desilusión, y muchas veces nuestro pasado.

Pero lo que nos hemos olvidado de ver son las bendiciones que Dios nos ha dado, la Salvación que nos ha brindado, su amor, su misericordia, entre muchas cosas mas.

Y el día de hoy quiero recordarte con las mismas palabras del Apóstol Pablo en el versículo 17<<Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria>>.

Así que desde hoy en adelante mira lo invisible que eso es eterno mira mas allá de lo que tus ojos pueden ver.

Deja de ver la ruina o la crisis porque eso es pasajero, deja de ver tu enfermedad porque es momentáneo, deja de ver tus fracasos porque esas cosas son temporales, mejor fíjate mas allá de tus ojos terrenales, y mira con los ojos espirituales lo que Dios te ha dado y lo que te dará.

Cuando decidas ver lo Invisible veras que huirán los problemas y vendrá la paz de Dios, huirán las enfermedades y se derramara la sanidad de Dios, huirán las crisis y se manifestara la sobreabundancia del Señor para tu vida, tu familia, y tu Nacían.

Ahora declara. !VERE LO INVISIBLE¡

Deja de perder el tiempo viendo las cosas terrenales, y enfócate en lo espiritual porque lo invisible es POSIBLE.

SOSTENTE firme no viendo los problemas sino como viendo al INVISIBLE.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.