06 Sep
06Sep

Clama a mí y te responderé, y te daré a conocer cosas grandes y ocultas que tú no sabes.

Jeremías 33:3

¿Con quién hablas cuando necesitas consejo o compañía? 

Probablemente, hablas con alguien en quien confías y que consideras importante en tu vida.

¡No hay mejor consejero que nuestro Dios! 

Él quiere oír tu voz y hablar contigo. Solo Dios oye realmente nuestro clamor y solo él puede resolver cualquier problema. 

Para que esto suceda debemos depositar nuestra confianza en él.

¿Confiamos lo suficiente en Dios como para clamar a él? Si no confiamos en Dios, nuestro clamor no tiene fuerza. Para hablar con Dios debemos tener fe y confianza en él.

Cuando confiamos en Dios y clamamos su poderoso nombre, todo puede suceder. Él oye la oración del justo y nada es imposible para él. Cree en Dios, clama su nombre y verás lo imposible ser posible. 

Él puede hacer cosas grandiosas e insondables que no has visto jamás. 

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.