01 Aug
01Aug

“Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos”.

 Romanos 8:28 (NTV)

Todo lo que Dios hace es por tu bien y porque te ama. La Biblia dice: “El Señor guía con fidelidad y amor inagotable a todos los que obedecen su pacto y cumplen sus exigencias” Salmo 25:10 (NTV), “Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos” Romanos 8:28 (NTV).

Esto es algo que debes recordar una y otra vez, porque cada vez que Dios dice “no” a tus oraciones, Satanás te lanzará dardos de duda. Te va a susurrar mentiras: “Dios no te ama. No se preocupa por ti; de lo contrario, ¡te daría todo lo que quieras!” Pero Satanás es un mentiroso.No es necesario que comprendas la respuesta de Dios a tu oración para saber que está motivada por el amor.Dios te ama demasiado para darte todo lo que le pides. Entonces, cuando Dios dice “no”, tienes tres opciones: puedes resistirlo, resentirte o relajarte.

1.Puedes resistir a Dios. Puedes pelear, enojarte con Él, darle la espalda y decirle: “Está bien, Dios, si no juegas a mi manera, voy a tomar el asunto en mis propias manos”.

He conocido a muchas personas que se alejaron de Dios porque Dios dijo “no” a su oración. No confiaban en que Él tuviera una perspectiva más amplia, un plan mejor y un propósito mayor. Esas personas se alejaron de Dios en resentimiento y rebelión. 

2.Esa es la segunda cosa que te puede pasar: resentirte. Cuando dudas del amor de Dios, te amarga y te hace sentir miserable. Tantas personas han vivido toda su vida en la miseria porque nunca han aceptado el hecho de que Dios solo hace lo que es bueno en sus vidas.

3.Hay una tercera forma de responder a la bondad de Dios: puedes relajarte en ella. Cuando crees que Dios siempre se preocupa por tus mejores intereses, puedes mirar con nuevos ojos las cosas que hace que no tienen sentido para ti.Puede que no lo entiendas. Incluso puede ser doloroso. Pero Dios sigue siendo bueno. Él es amoroso y nunca dejará de amarte. Puedes decir: “Incluso en esto, el amor de Dios aún permanece”.¡Ese es el único tipo de respuesta que te traerá paz! No te resistas ni te resientas por la obra de Dios en tu vida. Puedes relajarte en la verdad de que siempre es por tu bien.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.