19 Aug
19Aug

15 Se acercaban a Jesús todos los publicanos y pecadores para oírlo, y los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo:—Éste recibe a los pecadores y come con ellos.Entonces él les refirió esta parábola, diciendo: «¿Qué hombre de vosotros, si tiene cien ovejas y se le pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto y va tras la que se perdió, hasta encontrarla?  

Lucas 15:1-4

Todos conocemos o hemos escuchado sobre la parábola de la Oveja Perdida y la mayoría de evangelistas o predicadores lo predicamos para ganar aquellas ovejas perdidas que nos relata la parábola; pero hoy no te quiero hablar sobre la oveja perdida que fue encontrada, sino sobre las 99 ovejas justas.

Me interesa el versículo 4 porque me habla de un pastor que deja el 99% de su rebaño para buscar a una que se perdió, y me sorprende aun mas que a esas 99 ovejas las deja en el desierto; leyendo este pasaje muchos pensaran que el pastor no tiene cuidado alguno de esas ovejas, o no se preocupa por ellas.

Entonces ¿Por qué el pastor las deja en el desierto en vez de un lugar mas seguro y cómodo?

Sabemos que las ovejas simbolizan a nosotros los cristianos y nuestro Pastor es el Señor Jesucristo, Entonces porque el Señor nos deja en el desierto para buscar a uno que se perdió.

¿Sera que Jesús es malo?¿No se preocupa por nosotros?¿No quiere que estemos bien?

¡CLARO QUE NO! Para entender mejor este pasaje bíblico te incito a leer Lucas 4:1-2 donde me habla sobre la tentación de Jesús.

En el versículo 1 resalta que Jesús estaba lleno del Espíritu Santo y ese mismo espíritu fue quien lo llevo al desierto para ser tentado.

Entonces me habla que Jesús también paso por un desierto y tras eso fue tentado por el diablo.

Entonces el desierto que podamos estar pasando no es por parte del enemigo, o una artimaña del mal, es porque el espíritu nos lleva a ese lugar para luchar contra tentaciones, problemas, procesos, pruebas, incluso gigantes.

En el desierto es donde el Señor mide tu Fe, tu capacidad, y tu esfuerzo.

Tal vez hoy en día estemos pasando por ese desierto, pero no te desanimes, ni te des por vencido, esfuérzate y lucha cualquier circunstancia que te encuentres en el camino, lucha y persevera mientras pases por el desierto.

Por ultimo déjame darte esta noticia; no pienses que el desierto es para toda la vida; El Desierto no se hizo para vivir en el, Se hizo para pasar por el.

Así que cualquier prueba que estés pasando no es para toda la vida, es para que tengas la victoria en medio de ella.

Tal vez en el desierto el sol te pueda pegar muy fuerte, te sentirás cansado y agotado, tendrás la sensación de no poder mas, en momentos vas a querer tomar la decisión de abandonar todo y darlo por perdido, pero anímate, levántate y persevera, recuerda que si Dios te ha puesto en ese desierto es porque sabe que lo lograras, sabe que tienes potencial.

Mientras estés ene el desierto GOZATE, DANZA, porque saldrás victorios@ de allí.

autor y escritor: Jeremy León
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.