26 Jul
26Jul

Huye también de las pasiones juveniles y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que invocan al Señor con un corazón puro. 2 Timoteo 2:22

Todos tenemos las pasiones y somos frágiles a ellas, y mientras tengamos estos cuerpos terrenales, nunca podremos estar a salvos de ellas. También podemos ver como Jesús venció a las tentaciones en libro de Mateo 4:11 El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían.

Jesús cuando fue al desierto fue a ayunar y vemos la tentación de Jesús podemos algo bien significativo el propósito de Jesús poder ayunar para vencer la tentación del enemigo La biblia registra que cuando satanás le ofrece varias tentaciones una de ellas Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. 

Jesús tenia hambre sin embargo Jesús no se deja vencer por su necesidad debemos aprender como Jesús a mantener el principio depender de la voluntad de Dios y depender de la palabra de Dios Tienes que entender este punto muy importante Si quieres vencer la tentación Si quieres vencer al enemigo aun mas si quieres vencer a ti mismo debe aprender a no ceder a la necesidad que tengas. 

Hay necesidades que si  tú las suple en un momento dado peca ofende o te aleje de la presencia de Dios debe aprender el principio de la obediencia aunque aun así tenga necesidad Jesús tenía necesidad de comer pero no cedió a la necesidad En la actualidad, el mundo es cada vez más persistente con su corriente interminable de tentaciones pecaminosas e inmundas. Además, la tecnología moderna facilita que satisfagamos nuestros deseos con tan sólo dar un toque ligero en nuestro teléfono o pulsar el botón en nuestra computadora. Con tantas distracciones diversas que atienden nuestros deseos, el mundo está cada vez más presente, tentándonos las veinticuatro horas del día. 

¿Qué se supone que debemos hacer? ¡Debemos huir! huir significa escapar, alejarse de algo. No significa luchar con algo, más bien huir de algo. La Biblia no dice que debemos resistir las pasiones con una fe firme; no, Pablo utiliza el verbo “huir”, una palabra definitiva y activa cuando se trata de cómo enfrentar a las pasiones, y Romanos 13:14 dice: “no proveáis para la carne a fin de satisfacer sus concupiscencias”. No podemos permitirnos permanecer pasivos o ser complacientes a las concupiscencias. Es probable que ahora más que nunca en la historia de la humanidad, tengamos que huir, en otras palabras, alejarnos de las concupiscencias.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.