06 Jul
06Jul

Mateo 8:26 

Desde pequeños siempre hemos tenido miedo a la oscuridad, los animales, sombras, e incluso insectos; el miedo es inevitable pero en MATEO dice que los que tienen miedo son hombres de poca FE. 

¿Qué me quiere decir eso?

La verdad es que Dios nos ha dado suficientes razones para confiar totalmente en él pero no lo hemos hecho, en cambio siempre nos dejamos llevar por el miedo.

En los momentos que el miedo nos ataca es donde nuestra Fe se pone a prueba. 

En el momento que sientas que el miedo te acecha solo recuerda que Jesús esta en tu barca y te pregunta el día de hoy:

 ¿Por qué tienes miedo? ¿Tienes tan poca Fe?

Nunca olvides que el único que esta a tu lado para darte la mano es Jesús, así que camina y cree mas allá del miedo, solo cree en Jesús y desde ahora solo camina con el sigue el ejemplo del Apostol Pablo en Hebreos 12:2 <<Puestos los Ojos en Jesús el autor y consumador de la Fe>> Así que recuerda que el miedo es no tener Fe, solo cree mas allá del miedo y veras que cada proceso, tribulación o angustia la pasaras tranquil@ y confiad@.

 Tal vez seamos como los discípulos, asustados, con miedo, dudosos, que nos olvidamos que Jesús esta en la misma barca donde estamos.

Ahora preguntate tu mismo ¿PORQUE TENGO MIEDO?

 -Porque tenerle miedo al maligno si Jesús ya lo venció.

 -Porque tener miedo a la enfermedad si gracias a sus llagas somos sanos.

 -Porque tener miedo a la escasez si Jesús pudo alimentar a 5 mil personas solo con 5 panes y 2 peces. Marcos 6:37-44

-Porque tener miedo al rechazo de las personas si Jesús te dijo que vales mas que las aves de los cielos y eres la niña de sus ojos. 

 No hay ninguna razón por la cual temer o pensar que Dios no hará nada para salvarnos.


 En Su presencia, ya no hay miedo en nuestro corazón. Creemos que, en Él, todo estará bien. Seguimos danzando, cantando y confiando en Él. Aunque las circunstancias no sean ideales, pensamos en Él y confiamos en Su plan.

 RECUERDA no estas sol@ Jesús esta contigo, entonces no hay porque temer en nuestro caminar, en nuestro trabajo, en nuestros estudios, ni en ninguna otra parte porque nadie nos podrá separar de ese gran amor de Jesús.

Alabale esta adoracion al Padre y dile que ya no somos esclavos del Temor, somos hijos de Dios.



Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.