27 Jul
27Jul

Mateo 6:10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. 

La palabra nos enseña buscar primeramente el Reyno de Dios y su justicia y si lo buscamos primero las cosas te buscaran a ti ,Lo primero que tenemos que hacer es Adorar, orar ,leer su palabra . Jesús en su vida nos enseña buscar primeramente al Padre y el enemigo no pudo con Jesús por la prioridad de Jesús era siempre buscar a Dios Salmos 40:8  El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, Y tu ley está en medio de mi corazón.

Cuando hay el Gozo ,la perfección la plenitud de la bendición que produce el hacer la voluntad de Dios Si usted desea tener una año satisfecho asegúrese de no hacer su voluntad si no la voluntad de Dios asegúrese de caminar según lo que Dios ha puesto en su corazón ,hacer la Voluntad de Dios es agradable ,será de perfección Pero demanda un sacrificio de parte de nosotros, una decisión respaldada por acción nos llevara abrazar lo que Dios ha dicho acerca de nosotros Hacer la voluntad de Dios te garantiza no solo éxito si no en agradarlo a Dios y vivir de acuerdo con lo que Dios quiere de nosotros. 

Debes de perseguir no tu voluntad si no la voluntad de Dios para tu vida donde tu puedas entender que cuando tú haces la voluntad de El es agradable antes sus ojos. No permitamos que los procesos que no entendemos hoy nos haga olvidar que nuestro Dios esta con nosotros No nos olvidemos que Dios es nuestro sanador. Nuestro sustentador ,nuestro refugio etc. La invitación es entonces a que sobre todo pensamiento o deseo de nuestro corazón pidamos y anhelemos la voluntad de Dios, pues Él es poderoso para hacer todo más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, por su Espíritu que mora en nosotros; además, dice Dios “Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.” (Isaías 55:9).

Nuestro Dios fiel y misericordioso tiene planes de bien y no de mal, con el fin de darnos el futuro que esperamos (Jeremías 29:11).

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.