23 May
23May

Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.
Mateo 28:19-20

¿Alguna vez te has sentido solo? Son muchas las situaciones de la vida que pueden hacernos tener esa sensación. Estar fuera de casa, de viaje, en el hospital, preso, sin refugio... Cuando perdemos a alguien que amamos mucho... Son muchas las posibilidades para sentirnos solos. 

O tal vez estás en uno de esos momentos en los que, aun estando rodeado de personas, te sientes solo.

Sea cual sea tu caso confía que Cristo está presente siempre. Los versículos de hoy contienen una orden y una promesa verdadera de Jesús. Él prometió y cumplirá porque él es fiel. Los discípulos oyeron el mandamiento de hacer otros seguidores seguido por la promesa más maravillosa: ¡la presencia constante de Cristo! 

Si entiendes eso por la fe, nunca volverás a sentirte solo. Aunque parezca que lo estés, confía que Dios está contigo.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.