23 Sep
23Sep

Yo amo a los que me aman, Y me hallan los que temprano me buscan. Proverbios 8:17

Si hoy te sientes solo en tus luchas, anímate. Hay una Persona que busca una relación profunda y duradera contigo: Una Persona que camina amorosamente contigo, revelándote las opciones que te conducirán a una vida espiritualmente rica y fructífera. En Proverbios 8, esta Persona se caracteriza como la Sabiduría misma, pues todo el conocimiento y la comprensión proceden de ella. Sin embargo, la sabiduría es sólo una parte de todo lo que ese maravilloso Compañero puede brindar a Tu vida.

Por supuesto, esa Persona es Jesús, que te ama y te proporciona lo mejor. Pero tal vez, con los desalientos a los que te enfrentas hoy, dudes de que una relación con Él sea realmente posible. Después de todo, no puedes verle ni tocarle. Quizá intentas hablar con fe, pero cuando te presionan sobre si crees de verdad que el Señor te ayudará o no, lo más que puedes decir es: “Eso espero”. No estás completamente seguro de que Él responda. Los mensajes siguen sonando en tu mente: Estos problemas que me rompen el corazón no son realmente dignos de Su atención.

Pero amigo, Dios nunca pretendió que te acercaras a Él con una actitud de “eso espero”. Quiere que estés absolutamente seguro de que Él está ahí para ti. De hecho, puede que incluso haya permitido los desafíos en tu vida para que le busques con más pasión y devoción tal como sucedió en Éxodo 20:20.

Tu amoroso Padre celestial quiere tener una relación profunda, íntima, momento a momento, contigo, y todo lo que tienes que hacer es dirigirte a Él. Puede que la forma en que te responda no sea la que esperas, pero Él nunca deja de responder cuando estás dispuesto a escucharle. Así que ámale y búscale con diligencia, porque seguro que le encontrarás.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.