22 Sep
22Sep

Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. Proverbios 3:5

No te apoyes en tu propia prudencia o entendimiento. Éste es uno de los consejos más difíciles de practicar, porque nos resulta mucho más natural ver una situación y emitir un juicio sobre ella. Es lo que se nos ha enseñado a hacer desde que somos pequeños: se nos instruye para que evaluemos las situaciones y lleguemos a conclusiones bien fundamentadas para tomar buenas decisiones.

Pero apoyarnos en nuestro propio entendimiento es a menudo la razón por la que nos desanimamos y tememos tanto el futuro. Desde nuestro punto de vista, la adversidad puede jugarnos una mala pasada, y al llenarnos de angustia puede hacernos creer que la situación a la que nos enfrentamos parece tan abrumadoramente imposible que no podríamos imaginar cómo superarla. 

Y nos preguntamos por qué El Señor nos permite experimentar tales dificultades.

Pero Dios no contempla las pruebas desde un punto humano con sus resultados circunstanciales, sino de principio a fin, desde Su perspectiva eterna que todo lo sabe. De hecho, antes de que los problemas toquen tu vida, Él ya ha trazado el curso y diseñado tus circunstancias para edificar tu fe y tu carácter, ayudarte a conocerle mejor y guiarte hacia el triunfo final. Sabiendo todo esto, te llama a confiar en Él, a negarte a confiar en tu evaluación de la situación, y a dejar en Él tus cargas sabiendo que: “Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios.” (Lucas 18:27).

Así que, cuando surjan problemas, no te desanimes apoyándote en nuestra capacidad humana, limitada y terrenal. Más bien, anímate concentrándote en el hecho de que Tu Padre Celestial tiene tu vida en Sus manos sabias y todopoderosas, y de antemano, ya ha trazado para Tu bien, un plan que muchas veces podrá ir más allá de Tu propio entendimiento.

No desaproveches, aún en lo negativo de una adversidad, la oportunidad para fortalecer Tu confianza en Dios y creer en Su cuidado. El galardón de esa sólida fe en momentos de prueba, cambiará Tu vida, y te prosperará, en todos los sentidos.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.